La presión arterial alta (hipertensión) es una afección frecuente en la que la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de tus arterias con el transcurso del tiempo es lo suficientemente alta como para poder causar problemas de salud.

La presión arterial está determinada tanto por la cantidad de sangre que el corazón bombea como por el grado de resistencia al flujo de la sangre en las arterias. Cuanta más sangre tu corazón bombee y cuanto más estrechas estén tus arterias, mayor será tu presión arterial. La lectura de la presión arterial se determina en milímetros de mercurio (mm Hg). Tiene dos números:

  • Valor superior (presión sistólica). El primero, o superior, mide la presión en las arterias cuando el corazón late.
  • Valor inferior (presión diastólica). El segundo, o inferior, mide la presión en las arterias entre los latidos.

Algunas personas con presión arterial alta pueden tener dolor de cabeza, dificultad para respirar o sangrado nasal, pero por lo general, no se presentan hasta que dicho trastorno alcanza una etapa grave.

Factores de riesgo

    • Edad. El riesgo de tener presión arterial alta aumenta a medida que envejeces.
    • Raza. Frecuente en las personas de ascendencia africana..
    •  Antecedentes familiares. Puede ser hereditaria.
    • Sobrepeso u obesidad. Cuanto más pesas, más sangre necesitas para suministrarles oxígeno y nutrientes a los tejidos. A medida que la cantidad de sangre que fluye a través de los vasos sanguíneos aumenta, también lo hace la presión en las paredes de las arterias.
    • Falta de actividad física. Las personas que no están físicamente activas tienden a tener una mayor frecuencia cardíaca. Cuanto mayor es la frecuencia cardíaca, más deberá trabajar el corazón con cada contracción, y mayor será la fuerza sobre las arterias.
    • Consumo de tabaco. Fumar, no solo aumenta de inmediato la presión arterial, sino que las sustancias químicas que contiene el tabaco pueden dañar el recubrimiento de las paredes de las arterias. Esto puede provocar el estrechamiento de las arterias y aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. El tabaquismo pasivo también aumenta el riesgo.
    • Alto contenido de sal (sodio) en tu dieta. Puede hacer que tu cuerpo retenga líquido, lo que aumenta la presión arterial.
    • Cantidad insuficiente de potasio en tu dieta. Ayuda a equilibrar la cantidad de sodio en las células. 
    • El embarazo. A veces, también contribuye a que se produzca la presión arterial alta.

Los niños también pueden estar en riesgo. En algunos, la presión arterial alta se debe a problemas en los riñones o en el corazón. Sin embargo, para una cantidad cada vez mayor, los malos hábitos, como una alimentación poco saludable y la falta de ejercicio, contribuyen a que tengan la presión arterial alta.

Riesgos

La presión arterial alta no controlada puede ocasionar complicaciones como las siguientes:

  • Ataque cardíaco o accidente cerebrovascular. La presión arterial alta puede endurecer y engrosar las arterias (ateroesclerosis), lo cual puede ocasionar un ataque cardíaco, un accidente cerebrovascular .
  • Aneurisma. El aumento de la presión arterial puede causar el debilitamiento de los vasos sanguíneos y la aparición de protuberancias en ellos.
  • Insuficiencia cardíaca. Para bombear sangre con mayor presión en los vasos sanguíneos, el corazón debe realizar mayores esfuerzos. Esto hace que las paredes de la cámara de bombeo del corazón se engrosen (hipertrofia ventricular izquierda). Con el tiempo, el músculo engrosado tiene más dificultades para bombear la cantidad suficiente de sangre para cubrir las necesidades del cuerpo, lo que puede ocasionar insuficiencia cardíaca.
  • Vasos sanguíneos debilitados y estrechos en los riñones.
  • Vasos sanguíneos engrosados, estrechos o rotos en los ojos.
  • Síndrome metabólico. Aumento del tamaño de la cintura, niveles altos de triglicéri#joinchatdos, niveles bajos de colesterol de lipoproteína de alta densidad (HDL) (el colesterol «bueno»), presión arterial alta y niveles altos de insulina..
  • Demencia. El estrechamiento o bloqueo de las arterias puede limitar el flujo sanguíneo al cerebro y generar un cierto tipo de demencia.

Fuentes: mayoclinic, medlineplus.

Abrir chat
¿Hablamos?
¡Hola! ¿Puedo ayudarte?